Llámanos : 602464049

El steak tartar, un plato de leyenda

Home  >>  curiosidades  >>  El steak tartar, un plato de leyenda

El steak tartar, un plato de leyenda

El tartar es una preparación de carne o pescado crudo picado fino, normalmente acompañado de condimentos o salsas. Desde nuestra terraza de verano en Sevilla, te contamos la historia de este delicioso e histórico plato.

A pesar de estar de moda y de ser plato de referencia en muchos restaurantes, encontramos el origen del steak tartar hace muchos años. El tartar se puede preparar tanto con carne como con pescado, pero concretamente el steak tartar es una receta de carne picada cruda y macerada. Un plato en el que se puede apreciar claramente la textura de la carne. En nuestra terraza de verano en Sevilla, si prefieres pescado, podrás degustar el tartar de salmón con aguacate y cebolla morada y, si te apetece carne, tenemos el steak tartar de buey picante. Dos deliciosos platos de leyenda que puedes disfrutar en nuestra terraza de verano en Sevilla.

En cuanto al origen del steak tartar, existen diferentes teorías. Una de las principales creencias es la que relaciona al tartar con los jinetes tártaros de la estepa, que maceraban la carne bajo sus sillas de montar durante sus largas jornadas cabalgando. Estos guerreros eran de Mongolia y eran conocidos por su dominio del caballo y su ferocidad. El historiador Ernst H. Gombrich dice de ellos que eran una especie de pequeños centauros pues “no bajaban de sus veloces caballos, incluso dormían a menudo sobre el caballo, comían a caballo y ablandaban sobre la montura la carne cruda con que se alimentaban”. Sin embargo, hay quienes afirman que con esta técnica se estropearía la carne, debido a la sudoración del animal y que, en realidad, la finalidad de este método era curar las llagas de los caballos originadas por las sillas de montar.

A pesar de esta interesante leyenda, la primera referencia en Occidente que podemos encontrar sobre el steak tartar está en el Libro de Viajes de Marco Polo. En el capítulo CXIX, dedicado a Caragian, en la provincia china de Yunnan, se dice: “los indígenas comen carne cruda, de pollos, de carneros y de búfalo. Los pobres van a la carnicería, cogen el hígado crudo tal como cuelga del animal, lo cortan en trocitos, comiéndolos con una salsa de ajo. Y así comen las demás carnes. Y los nobles también comen carne cruda, pero la hacen picar y preparar con salsa de ajos y especias y la devoran con fruición, como nosotros la carne cocida”.

En La Casa del Estanque, tu terraza de verano en Sevilla, todas las teorías sobre el steak tartar nos parecen igual de exóticas e interesantes. Otra de ellas apunta al ingeniero y cartógrafo Guillaume Levasseur que, después de servir durante mucho tiempo al rey de Polonia, escribió sus vivencias en  su Description de l’Ukranie, publicado en el siglo XVII. Este autor, que atribuye la receta también a los tártaros, cuenta una práctica de los cosacos de Zaporozhia: los filetes se salaban y colocaban bajo la silla de montar a fin de desangrar y macerar la carne. Después de unas dos horas, los filetes se limpiaban y salaban y, tras otras dos horas, se volvían a limpiar y ya estaban listos para comer libre de sangre.

Te esperamos en nuestra terraza de verano en Sevilla para que pruebes nuestro gran steak tartar de buey picante. Te encantará.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies CERRAR