Adéntrate en los Jardines de las Delicias

Terraza y restaurante en Sevilla

Adéntrate en los Jardines de las Delicias

 

¿Sabías que los Jardines de las Delicias, donde se ubica La Casa del Estanque, fueron declarados Bien de Interés Cultural el 18 de mayo de 2004? A continuación te contamos algunas curiosidades sobre su historia, y sobre los rincones más bellos que esconden.

 

SU ORIGEN

Diseñados a principios del siglo XIX por el asistente de la ciudad José Manuel Arjona, sobre el camino de Bellaflor, que bordeaba el río, fueron denominados como Jardines de las Delicias.

Durante el siglo XIX se remodeló la zona al estilo romántico, sustituyendo los árboles frutales por otros de tipo ornamental.

En el año 1929, con motivo de la Exposición Iberoamericana que se celebró en Sevilla, los Jardines de las Delicias volvieron a ser remodelados, dejándonos ver hoy día algunos resquicios de lo que fue ese gran acontecimiento para la capital andaluza.


RINCONES

Si buscas la zona más romántica para pasear y dejarte embriagar por la naturaleza, o para sorprender a alguien especial, te recomendamos la zona que da al este, la más cercana a la Avenida de las Delicias.

En esta zona encontrarás glorietas con fuentes o pedestales decorados con esculturas mitológicas o de estilo clásico del siglo XVIII, con obras del escultor portugués Cayetano de Acosta, simulando un gran jardín palaciego. Algunas de ellas procedían del los Jardines del Palacio Arzobispal de Umbrete.

Las glorietas son accesibles desde distintos senderos de tierra que cruzan los jardines, alrededor de los cuales podrás apreciar interesantes especies botánicas procedentes de varios continentes. Si te interesa este tema, tienes más información en la web de Parques y Jardines de Sevilla.


VISÍTALOS

Avenida del Líbano

Comenzaremos la visita por la puerta este, frente a la plaza de América, que da acceso a esta avenida. Tras pasar la verja hay dos Pedestales con bustos tallados en piedra.

A la derecha encontrarás el Salón Alto, un basamento con cuatro pedestales de sus esquinas, decorados con jarrones sevillanos. Continúa con la glorieta de la Granada, un pedestal de piedra con motivos vegetales sobre el que se ha situado una granada de piedra, procedente del Pabellón de Colombia.

Esta avenida termina en la Glorieta de Haití, rodeada por bancos con forma elíptica y decorada con columnas rematadas de estatuas. En el centro hay una fuente de mármol preciosa, copia del original, que data del siglo XVIII.


Al Norte de la avenida del Líbano.

Glorieta del Pintor Joaquín Sorolla, junto al paseo de las Delicias, con busto del artista del siglo XX costeado por el Ateneo de Sevilla y promovido por su discípulo, el pintor sevillano Santiago Martínez Martín.

Monumento a Sorolla

Glorieta de Neptuno Niño con una fuente y la escultura de un jovencísimo Neptuno, Dios del mar, o de su hijo Tritón, que podía controlar los vientos y las tempestades tocando una caracola. El niño sostiene una cola de delfín.

Glorieta de Urania, con la estatua de la musa griega de la Astronomía y de la Astrología. Sostiene la bola del mundo con la mano izquierda, mientras que con la otra lleva cartas de navegación o astronómicas.

Glorieta de Venus, con la estatua de Venus, diosa de la belleza, la fertilidad y el amor. Se representa con un niño abrazado a la pierna de su madre, a la que le falta la cabeza, mientras ésta, le acaricia la cabeza.

Desde aquí se puede salir de los jardines en dirección al Pabellón de Argentina.


Al sur de la avenida del Líbano

No podemos dejar de mencionar Kiosko Líbano, una de las terrazas de copas más populares de Sevilla, en las que no solo puedes disfrutar de una agradable tarde tomando unas copas o refrescos en un entorno único, sino que además los fines de semana se convierte en una de las discotecas al aire libre más divertidas de la ciudad, con fiestas, Dj Sessions, performances…

Continuando con la visita, verás el Banco-pérgola, un banco realizado con hierro en el siglo XX entrelazado con arbustos y plantas.

Glorieta del Monumento a Pan, una escultura de mármol de 1,60 metros de altura, que representa al Dios Pan, protector de los pastores y los rebaños para los griegos, con doble naturaleza: mitad hombre y mitad cabra.

Y así llegamos a nuestro querido Estanque, la pieza central de esta zona y en la que se ubica nuestro restaurante. De planta rectangular y rodeado de vegetación, estamos seguros de que no te dejará indiferente. Frente al Estanque se dispone un paseo y junto a él nos encontraremos primero con cuatro Bustos sobre columnas.

Un poco más al sur podrás ver una Fuente ornamental de planta mixtilínea en mármol, sobre una plataforma con una pila central y un surtidor con forma flamígera. Tras ella, cuatro relieves de piedra tallada que representan a Aquiles, o Julio César, a Hércules, a Isabel de Portugal y al Rey Carlos I de España. Fueron creados en el siglo XVI con el fin de decorar la fachada del Ayuntamiento de Sevilla.


Zona oeste

Esta zona de los jardines presenta amplias praderas de césped, donde podemos ver la estatuas alegóricas de Iberia y de los ríos Guadalquivir y Magdalena, procedente de una fuente de la Exposición Iberoamericana de 1929, obra de Manuel Sánchez Cid.
En la pradera, a pocos metros, una Fuente ornamental de planta octogonal realizada en mármol blanco. Desde este lugar se puede acceder a la zona portuaria. Fuente: visitarsevilla.com

 

Esperamos que disfrutes de los preciosos Jardines de las Delicias de Sevilla, un lugar histórico y que sin duda no te dejará indiferente.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies